Parque Nacional Los Alerces, Esquel

Escoltado por las montañas del Parque Nacional los Alerces, en Esquel, provincia de Chubut, se alza esta maravilla natural por pocos conocida, producto de la última glaciación ocurrida hace miles de años.

Se lo puede ver asomando glorioso, soberbio, en un marco natural inigualable. Contemplar el Glaciar Torrecillas es una experiencia única, con la emoción de descubrir un tesoro que se originó hace unos 24.000 años, durante la última glaciación en la Patagonia Argentina.

Para llegar a él hay que realizar una excursión que combina navegación y trekking por un recorrido que ya de por sí vale la pena. Inicia con una caminata por un sendero de interpretación de 1,5 km. hasta el Puerto Chucao a orillas del lago Menéndez, cruzando la pasarela colgante que atraviesa el Río Arrayanes con aguas de color turquesa, el cual une los lagos Verde y Futalaufquen, rodeado de bosque nativo.

Es un pintoresco sendero en el que se puede interpretar la flora y fauna del lugar mediante cartelería explicativa, apreciar cada árbol señalado y tomar fotografías desde los miradores y descansos.

Una vez en Puerto Chucao es posible hacer un alto en el camino para descansar y disfrutar del contexto antes de comenzar el trayecto navegable, aunque es recomendable llegar hasta el mirador desde donde se puede visualizar el Torrecillas a la distancia, para que la ansiedad de la llegada sea aún más intensa.

Navegación y trekking hasta el Glaciar

En el trayecto navegable, que tiene una duración de 45 minutos aproximadamente, se atraviesa el lago Menéndez hasta arribar a Puerto Nuevo. Durante la excursión, la embarcación realiza maniobras para que todos puedan tomar fotografías panorámicas desde el agua.

Al desembarcar sólo resta la caminata de ascenso de nivel medio, de unos 300 metros aproximadamente. La selva Valdiviana es la acompañante de la aventura: hay que cruzar un arroyo de deshielo, trepar las laderas ayudados por sogas y llegar finalmente a la Laguna del Antiguo, el final del recorrido. De un color esmeralda intenso, esta laguna se despliega a los pies del glaciar y desde allí pueden apreciarse las cuencas que le dieron origen al hielo en aquella antigua glaciación.

En pos de ayudar en su conservación y dentro del marco de la sustentabilidad, este lugar es el punto máximo de aproximación al Glaciar Torrecillas, a tan sólo 500 metros. Lo suficientemente cerca para emocionarse y a la distancia perfecta para apreciarlo en su máximo esplendor.

Destacado

La excursión tiene una duración total de entre cuatro y seis horas, y es posible realizarla en cualquier época del año, siempre y cuando el clima lo permita. La misma se contrata en las agencias de turismo local, ya que el acceso a la base del Glaciar se encuentra estrictamente controlado para evitar erosionar el lugar.

Destacado 2

A diferencia de los más conocidos glaciares de la Argentina, el Torrecillas es de tipo “circo”, porque se forma sobre la montaña, dando la impresión de que cuelga de la misma. Cuenta con una parte superior “limpia”, bien blanca, y una parte inferior “sucia”, producto de los sedimentos que se van depositando.

Cambio de Aire

Cambio de Aire

Turismo y Tendencias

Dejar un comentario