Visitar Iberá es sumergirse en un parque natural inigualable. Si te gusta estar en contacto con la naturaleza, avistar aves exóticas o vivir una experiencia diferente alojándote en casas de familia, este lugar te va a encantar.

En guaraní significa “aguas brillantes”. Iberá, en la provincia de Corrientes, está compuesto por un gran sistema de bañados, canales, lagunas, embalsados y tierras altas que se forman hace miles de años sobre un antiguo cauce del río Paraná.

Dentro de la Reserva Natural Iberá se ubica el Parque Provincial del mismo nombre: con más de 500.000 hectáreas que el Gobierno de Corrientes ha declarado área protegida por ley desde 1983, para cuidar su riqueza natural.

En vistas de favorecer la expansión del turismo en la zona, el Ministro de Turismo de Corrientes, Cristian Piris, destacó que están trabajando en un desarrollo estratégico a nivel provincial. “Hemos decidido, a través de una política de estado, generar turismo en un área de la provincia donde no existía o era muy limitado. Ampliamos los accesos a Iberá, que permiten un ingreso mayor al lugar”, subrayó.

En ese sentido, agregó: “El turismo es para nosotros una palanca de desarrollo local. Buscamos que quien visite Iberá sepa que está entrando a un área protegida, lo que significa también asumir una responsabilidad importante por parte de los propios turistas, que podrán disfrutar de la naturaleza preservándola y cuidándola”.

Iberá es un destino sustentable también desde el punto de vista social ya que están trabajando para integrar a las comunidades dentro de la actividad turística, para transformarlas. Los turistas podrán elegir alojarse en casas de familia, en un contexto que les permitirá vivir una experiencia totalmente diferente. “Originalmente, las comunidades que estaban orientadas hacia la caza, la pesca, la explotación primaria, ahora se están reconvirtiendo para transformarse en huéspedes y recibir a los turistas en un sistema de desarrollo ecoturístico, cuidadoso con la naturaleza”, destacó Piris.

El 30% de las aves de Argentina se encuentra en el Iberá, por lo que la zona tiene muchísima riqueza desde ese punto de vista y es sumamente atractiva para los avistadores de aves que llegan de todas partes del mundo.  “El turista extranjero que busca naturaleza halla en Iberá una alternativa que no estaba dentro del mapa de destinos turísticos a nivel mundial. Aquí se encuentran con esta novedad, que gusta mucho y que hace que ellos mismos se transformen después en difusores del destino”, finalizó Piris.

Cambio de Aire

Cambio de Aire

Turismo y Tendencias

Dejar un comentario