Volar es siempre motivo de alegría ya que, sea con fines laborales o vacacionales, significa relajarse en los modernos aviones y disfrutar de los amenities y la cortesía de una tripulación dispuesta a hacernos sentir literalmente “en los cielos”.

 

Llegar a destino en menos tiempo, más rutas y frecuencia de vuelos, mejores servicios a bordo y un medio cada vez más seguro son algunas de las razones que inclinan la balanza a la hora de decidir viajar en avión.

Las nuevas flotas cuentan con sistemas de entretenimiento que incluyen pantallas individuales touch screen -algunas en alta definición- para ver desde películas clásicas hasta los estrenos más recientes, series y discos de música.

Incluso, en los viajes de varias horas de vuelo es posible aprovechar el tiempo para realizar compras desde la comodidad nuestro asiento o adelantar trabajo.

En la clase turista, las líneas aéreas sorprenden a sus pasajeros con viandas de acuerdo a la franja horaria en la que se esté viajando. Pero, si se tiene la suerte de estar en primera clase, se puede acceder a una variada carta de bebidas y a un menú gourmet para disfrutar en las alturas.

Pero todas estas comodidades no siempre existieron. La industria de la aviación mejoró notablemente sus servicios respecto del siglo pasado, en el cual las tarifas elevadas y la falta de confortabilidad la hacían poco atractiva para los viajeros. Por ejemplo, es recién en 1930 cuando se incorpora a las azafatas como miembros de la tripulación: la enfermera estadounidense Ellen Church quería ser piloto de avión y se postuló en la actual United Airlines, por lo que un directivo de la empresa pensó en incluir como servicio a bordo la asistencia de enfermeras, contrató algunas de ellas para sus vuelos y al poco tiempo sus competidoras hicieron lo mismo.

Los adelantos alcanzaron el área de responsabilidad empresarial, implementando acciones concientes con el medio ambiente, con equipos más silenciosos y de menos consumo, para reducir la contaminación.

Alegría por los aires

No importa la edad ni las preferencias personales, actualmente las empresas aéreas poseen una variada lista de reproducción para que los pasajeros encuentren aquel entretenimiento que le sume satisfacción a su viaje. Sin dudas, para los pequeños es también una experiencia única. Más allá del entusiasmo por cruzar los cielos, las  alternativas a bordo incluyen videojuegos y películas infantiles que los mantendrán animados durante todo el viaje.

 

TIPS PARA EL VIAJERO

¿Cómo conseguir vuelos baratos?

Planificar los viajes con anticipación es la clave para adquirir pasajes económicos.

¿Para qué sirve juntar millas de vuelo?

Las principales líneas aéreas se agrupan en alianzas para brindarles beneficios a sus clientes leales mediante programas que les permiten juntar millas de vuelo para luego canjearlas por pasajes y obtener beneficios como ingreso a salas VIP, ascensos de clase, prioridad de check in y abordaje.

El medio de transporte más seguro

Los altos estándares de seguridad y el confort de los viajes hacen que el único riesgo para los pasajeros sea no querer descender del avión.

 ¡Atento! A no tirar el boarding pass

Las líneas aéreas ofrecen interesantes descuentos en alojamiento, restaurants, alquileres de autos y hasta degustaciones gratuitas para que sus pasajeros utilicen en la ciudad en la cual arribaron.

 

Cambio de Aire

Cambio de Aire

Turismo y Tendencias

Dejar un comentario