Zenón Pereyra es un pequeño pueblo al oeste de la provincia de Santa Fe, sobre la Ruta Provincial Nº 20. Allí, un antiguo almacén de ramos generales frente al ex ferrocarril Mitre fue convertido en el Museo Bucci, un espacio que da testimonio de los más de 100 años de historia automovilística nacida en dicha localidad.

La atmósfera que reina en el museo, fundado el 19 de marzo de 2014, es única y combina antigüedad e innovación: se destacan joyas del diseño de esta afamada Scudería, arte en imágenes, objetos personales de sus protagonistas, muestras temporales y el recuerdo de las proezas deportivas de la familia.

Los Bucci pisaron fuerte en el automovilismo con sus victorias deportivas y sus logros en la mecánica e ingeniería de automóviles de competición y de diseño.

 

Generaciones  “fierreras”

Domingo Bucci nació en el año 1894 y fundó la Scudería Bucci, donde construyó y preparó sus autos de carreras y el de otros pilotos, obteniendo importantes premios y reconocimientos. El 7 de marzo de 1933, a los 39 años, el precursor automovilista murió en una carrera realizada en Arrecifes, Buenos Aires.

Entonces, sus hijos Rholand y Clemar Bucci, nacidos en Zenón Pereyra, siguieron sus pasos y continuaron con la tradición automovilística de la familia, al igual que Clemar Jr. El último eslabón de la familia es Pablo Bucci, nieto de Rholand y sobrino nieto de Clemar. Al morir este último, Pablo dirigió la finalización del Bucci Special 2013 y constituyó formalmente la Scudería Bucci, para continuar creando y produciendo automóviles de modo artesanal. Finalmente, inauguró la Fundación Museo Bucci para que ella concrete, como primera tarea, la construcción del Museo Bucci en Zenón Pereyra.

El museo rinde homenaje a los Bucci, quienes han sido los personajes principales de los hechos históricos que allí se evocan. Sus obras buscan ser un poderoso estímulo en el ánimo de cada persona que se acerque al museo, para impulsarlos a soñar y a desarrollarse, y para que puedan dar lo mejor de sí para su tiempo y para la posteridad.

Y a su vez es, también, una forma de agradecer a la comunidad de Zenón Pereyra y a los “fierreros” que comparten ese amor inexplicable e incondicional por las máquinas, los pilotos, su tiempo y su historia.

 

Para agendar

Dirección: 25 de Mayo N° 610, esq. H. Irigoyen, Zenón Pereyra, Santa Fe, Argentina.

Cambio de Aire

Cambio de Aire

Turismo y Tendencias

Dejar un comentario